Es cierto que cada uno de nosotros tenemos ciertas manías al viajar, algunas bastante meticulosas y, otras, más bien relajadas; sin embargo, es positivo realizar, de vez en cuando, una cierta revisión a estas meticulosidades, sobre todo respecto al equipaje de mano que llevaremos en el avión.

Por tanto, se sugieren aquí algunas recomendaciones a la hora de elegir este equipaje, haciendo de esto algo práctico y sencillo, evitando complicar nuestro viaje.

En primera instancia, se debe acudir a lo esencial, que es: Dinero suficiente, pero, eso sí, no fuertes cantidades en efectivo; el respectivo Pasaporte, sin el cual no se hubiese podido ni salir del aeropuerto; y no perder de vista el Ticket de viaje. De la misma manera, se puede cargar con un IPhone o un Smartphone, evitándose así la Laptop, aligerando espacio necesario.

Llevar artículos de aseo personal son, de la misma manera, esenciales en el equipaje de mano, sobre todo si son viajes largos de doce o dieciocho horas de vuelo. Por tanto, contar con una pasta dental pequeña y cepillo de dientes, un desodorante pequeño y tal vez un peine, pueden sernos muy útiles. Existen en el mercado ciertos maletines de viajero en los cuales se pueden llevar estos productos de aseo personal, de manera cómoda.

Es recomendable contar con un botiquín personal, que contenga analgésicos, o los medicamentos necesarios si se está en un tratamiento médico especial.

Todo esto se puede acompañar de un buen libro, audífonos, y un sombrero, si se quiere dormir con mucha luz en el ambiente. Teniendo en cuenta que las horas de vuelo pueden ser demasiado tediosas, qué mejor que aprovechar el tiempo con una buena lectura. Así mismo, los audífonos pueden aislarte del ruido exterior y concentrarte en la lectura.

Todo esto puede ser llevado en una mochila trenzada al torso, que es mejor que una maleta de ruedas o un bolso de mano.

loading...