Miles de urbanistas, arquitectos, gestores y artistas por todo el mundo están creando nuevas experiencias y referencias para ampliar y construir nuevos paisajes urbanos. Se trata de movimientos en la linea de repensar y de reconstruir los espacios comunes de las ciudades, que en los últimos tiempos se han vuelto demasiado impersonales y sin sentido. Por ese motivo, son interesantes algunos de estos proyectos que se van sucediendo por el mundo, y en especial, algunas iniciativas de las ciudades asiáticas. En este caso, hoy hablamos del Project Monsoon.

El Projecte Monsoon que de momento se está probando en la ciudad de Seúl (Corea del Sur) se basa en la simple idea de crear espacios más amables cuando llueve. La lluvia en las ciudades suele ser todo un espectacular negativo: gente con chubasqueros o paraguas intentando no mojarse, coches tirando agua a las aceras de peatones, charcos y demás lindezas que no ayudan a que los ciudadanos quieran estar fuera del reguardo que da sus casas.

Los diseñadores de Corea del Sur han encontrado una manera diferente de decorar y animar las calles. Se trata de una pintura que solo se hace visible cuando llueve, así, el agua es el elemento que lo activa, y hace que un espacio gris, se vuelva lleno de vida, con motivos artísticos destacados relacionados con el agua y los peces.

Estas ilustraciones en el suelo sorprenden a todos aquellos que pasan por las calles, y más allá de lo que podría ser el simple impacto, estas obras también son toda una oportunidad para dar valor a muchos espacios de las ciudades que hasta ahora tenemos pendiente.

Vamos a ver algunas imágenes sobre estos diseñadores del Project Monsoon:

576_14464592781

576_14464592923

576_14464593044

loading...