A caballo entre Galway y Limerick se encuentra el Castillo de Dunguaire. Quizá no sea uno de los castillos de Irlanda más famosos, pero disfruta de un encanto a tener en cuenta, además es de los castillos más visitados de toda la zona y tiene una de las vistas más privilegiadas de toda la bahía de Galway y Kinvara. Por todo esto el Castillo de Dunguaire puede ser una visita rápida en vuestro viaje por tierras irlandesas.

El castillo de Dunguaire data del siglo séptimo, cuando el rey de Connaught, Guaire, estableció su corte en este castillo. Por tanto estamos ante uno de los castillos con origen más antiguo. Sí bien es cierto, que el castillo fue remodelado en el siglo XVI con la típica torre-mansión irlandesa característica en muchos otros castillos de la zona.

Quizá lo más espectacular de este castillo son justamente las vistas de toda la bahía, la torre central se alza expectante en medio de toda la escena, un carácter especial y único, qué podría ser un buen escenario para cualquier película de la Edad Media. Los visitantes se suelen agolpar en la puerta, aunque aprovechan que hay caminos de tierra alrededor de todo el castillo para poder hacer fotos de las vistas de toda la bahía.

El buen estado del Castillo de Dunguaire

El Castillo de Dunguaire está en general en muy buenas condiciones, y la carretera que lo cruza nos da la oportunidad de poder fotografiarlo con una perspectiva privilegiada, siguiendo una postal de ensueño sin que nos demos cuenta. Todo eso superando a la multitud de visitantes que se suelen agolpar los fines de semana alrededor de este castillo.

Por supuesto, quién visite este castillo debe realizar un parón en el pueblo de Kinvara, considerado uno de los pueblos pescadores más bonitos de toda la isla. Es un aliciente extra a nuestra visita al castillo, que por cierto tiene una zona de parking para que los visitantes puedan organizarse de una manera ordenada.

loading...