Una guía para el lago Jökulsárlón

by Antonio

El lago Jökulsárlón es una enorme laguna de agua dulce que bordea el Parque Nacional Hofsjökull en el suroeste de Islandia. Es parte de una serie de fiordos y lagos que forman la esquina sureste de Islandia. Una pintoresca laguna, los islotes del lago Jökulsárlón son exuberantes verdes con aguas turquesas, lo que lo convierte en un lugar perfecto para practicar snorkel. En primavera, las aguas se llenan de algas, que se alimentan de la luz solar. En verano, las ballenas jorobadas se reúnen para alimentarse.

Las hermosas aguas del lago Jökulsárlón son alimentadas por el glaciar Vatnajelius, que desemboca en el vecino Océano Atlántico. Las aguas tranquilas del lago, de un azul profundo, están rodeadas por gruesos icebergs del cercano glaciar Breiðamerkurj Hofjakull, una parte del glaciar Vatnajökull más grande. También se pueden ver icebergs más pequeños en las faldas de hielo que rodean estos icebergs. Un cuerpo de agua abierto y delgado en el borde sur del lago Jökulsárlón se conoce como la plataforma de hielo de Nissa, donde se alimenta de la nieve derretida. En primavera, miles de diminutas criaturas marinas como el cormorán rojo rosado, el esturión blanco y el cangrejo ermitaño azul se pueden ver flotando alrededor del cuerpo de agua protegido.

La cueva de hielo de Jökulsárlón es uno de los aspectos más destacados de la zona, ya que ofrece una vista impresionante de los alrededores. La cascada, hecha de piedra caliza gris, tiene más de 300 metros de altura y se extiende unos ciento cincuenta metros más hacia la laguna. En un momento, cubrió un área de unos diez mil kilómetros cuadrados. Debido a que el hielo se derrite y se vuelve a congelar gradualmente cada año, una porción más pequeña de esta gran masa de agua también se abre cada año. Esta área reducida es más capaz de sostener la vida; afortunadamente para los entusiastas de la pesca de Islandia, el lago Jökulsárlón es la fuente de agua más importante de Islandia para la pesca.

Además de proporcionar un suministro de alimentos crucial para la vida marina de la laguna, la presa del glaciar actúa como un sistema de filtrado, evitando que grandes icebergs ingresen a la laguna y desemboquen en ella. Esto reduce la presión dentro del glaciar, lo que a su vez reduce su tamaño y afecta la velocidad a la que se forma el hielo. Esto es importante para la industria turística de Islandia, que depende en gran medida del pescado fresco que deja entrar el glaciar. Si la laguna no pudiera soportar el crecimiento del iceberg, la cantidad de peces disminuiría, lo que obligaría a las industrias pesqueras de la zona adaptarse, reduciendo sus capturas para preservar el medio ambiente y mantener las aguas libres de hielo.

Hay muchos otros factores naturales que contribuyen al medio ambiente en Islandia, y el ecosistema está diseñado para hacer frente a todos ellos. El clima es bastante estable, con los veranos más cálidos seguidos de inviernos más fríos. El invierno es el mejor momento para visitar Islandia debido a los hermosos colores y el espectacular paisaje de los meses de verano. Una de las mejores épocas para visitar la laguna de Jökulsárlón y el área glaciar que la rodea es durante los meses de primavera, que es el momento más importante para el crecimiento del hielo y la actividad de los glaciares.

Un crucero en bote por la laguna de Jökulsárlón y sus alrededores puede ser una experiencia impresionante para los turistas. Los turistas pueden visitar los criaderos de diversas especies de flora y fauna acuática; incluso pueden ir al glaciar mismo, donde podrán maravillarse con la vista de los icebergs que se elevan sobre el agua. La vista de estas maravillas naturales definitivamente hará que quieras volver a explorar la zona aún más.

Si planea visitar Jökulsárlón o la laguna glaciar este verano, entonces el mejor momento y día son de abril a junio, ya que se considera que el clima es el más favorable para ver las maravillas naturales de Islandia. Los icebergs estarán más visibles durante este tiempo, lo que facilitará que los visitantes los vean. También es importante saber que la temperatura del agua del lago ronda los 9 grados centígrados, lo cual es perfecto para los turistas que gustan de nadar bajo el agua.

La mejor época para visitar la laguna de Jökulsárlón es entre los meses de mayo y septiembre. Durante este período, el glaciar se congela, lo que lo hace aún más hermoso. Jökulsárlón también se considera una de las atracciones turísticas más visitadas de Islandia, con millones de visitantes que acuden en masa al pintoresco sitio cada año. Esta es la razón por la que puede encontrar una amplia gama de opciones de alojamiento en Jökulsárlón que van desde hoteles hasta casas de huéspedes. Una de las mejores formas de reservar tu hotel en Jökulsárlón es utilizar los servicios que ofrecen las agencias de viajes online.

Posts relacionados