Cuba es uno de esos lugares con más encanto de toda América Latina. Si estás planeando tu viaje a Cuba esta entrada está hecha para tí. A pesar de que se trata de una isla de pequeñas dimensiones, dentro de la misma se pueden hacer todo tipo de rutas y viajes que van a perdurar en tu memoria para siempre. ¿Te gustaría saber cuáles son? Pues pon rumbo junto a nosotros a este viaje sin igual.

Casco histórico de la Habana

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando aterrices en la capital de Cuba, es ir al Casco histórico de La Habana. Aquí podrás impregnarte realmente bien de toda la historia, alegría y jovialidad que transmiten todos los cubanos en general. Y qué decir de sus calles. Parecen rincones mágicos con estilos arquitectónicos muy diferentes entre sí .

Por esta razón, no tendrás más remedio que pasar por la Plaza Vieja para deleitarte con la cantidad de palacios provenientes de la Época Colonial Española de hace tan solo unos siglos atrás. Todo ello mientras los típicos taxis cubanos van salpicando todo el ambiente gracias a sus colores de lo más resultones que de verdad van a llamar la atención a cualquier turista que esté cerca. Y si puedes pedir que te den una vuelta en ella, no pierdas esta oportunidad porque parecerá que te habrás traslado a la mismísima década los sesenta.

Relajarte en cualquier de las playas de Cuba

Cuba también es mundialmente conocida por sus más que impresionantes playas. Situadas en plena región del Caribe, estas ofrecen siempre una costas de arena virgen y aguas cristalinas y turquesas. Por ello, diríamos una obviedad si afirmamos que las playas de este país son una opción a tener muy en cuenta para todos aquellos amantes que quieran desconectar de sus problemas cotidianos.

Entre las playas más famosas de Cuba, podemos encontrar dos que son realmente espectaculares. Estas son ‘Cayo Coco’ y ‘Cayo Guillermo’ y no hace falta decir que estos lugares son perfectos para tumbarse al sol para después de practicar todo tipo de deportes como submarinismo o esquí acuático. Y para finalizar, siempre puedes beber un mojito hecho de ron, una de las bebidas más típicas que no te puedes perder en tu viaje a Cuba.

Pasear por el Malecón de La Habana

El Malecón de La Habana es uno de los lugares más emblemáticos que vas a encontrar en toda la ciudad. Y la verdad que no es para menos. Se trata de una avenida que recorre ocho kilómetros que se rematan por un largo muro que da a la costa. Aquí se suelen reunir toda la población habanera para dedicarse un poco a la vida contemplativa mientras fuman esa gama de puros que tanto les caracteriza.

También se suelen dar aquí todo tipo de comerciantes callejeros que te pueden vender multitud de alimentos muy típicos de la tierra. Por otro lado, el Malecón de La Habana es también uno de los lugares más mágicos que existen para vislumbrar mejor todos los monumentos que ofrece esta capital. Por ello, desde Ciudades30 te recomendamos que te relajes y disfrutes de la agradable brisa marina que te brinda este lugar.

Mezclarte y relacionarte con los cubanos

Hablar de Cuba es también hacerlo de sus gentes. Los cubanos en general tienen fama de ser personas muy amables, cercanas y sobre todo divertidas. De hecho, la mayoría de ellos no pasan mucho tiempo en casa. Prefieren pasar casi todo sus ratos libres fuera de su hogar. De esta forma pueden relacionarse con sus compatriotas de distintas y variopintas maneras.

Es muy normal ver por las calles de La Habana partidas de dominó o ajedrez que suelen a traer a decenas de curiosos. Incluso en muchas ocasiones se pueden hacer apuestas ya que el nivel de juego puede llegar a ser realmente alto.

Pero los divertimentos que ofrece Cuba no acaban aquí. También es muy normal ver cómo se celebran grandes espectáculos de rumba, tango e incluso de músicos de Jazz. Esto hará que una sensación de optimismo y júbilo inunde todos los rincones de la capital. Por esta razón, si te sientes algo decaído o sin ganas de nada, desde aquí te recomendamos que te des un paseíto por toda esta zona. Seguro que tras volver al hotel tendrás el ánimo por las nubes.

En definitiva, como comprobarás, tu viaje a Cuba puede ser de aquellos que guardes para todo la vida, Cuba ofrece planes y lugares para todos los gustos y colores. De una forma u otra, elijas lo que elijas estamos seguros que esta Isla va a perdurar en tu recuerdo para siempre. Gracias en parte a la cantidad de monumentos que tiene, calidad humana de sus gentes y la magia que despreden cada uno de sus rincones. ¿A qué estás esperando entonces para visitarla?

loading...