Abogados: tipos y para qué pueden serte útil

by Antonio

La profesión de abogado es una de las más respetadas en el ámbito de las profesiones de letras. Uno de los fundamentos de que esto sea así, es su gran utilidad para la sociedad. Las leyes son códigos complejos de normas, existe una prolífica red de las mismas y por tanto, son tan necesarias para vivir en comunidad en armonía, como lo es desentrañar todos los recovecos que tienen.

Por eso, un profesional que te ayude cuando estás en problemas, puede ser realmente útil. Pero no solo en ese momento, también hay muchos más en tu vida cotidiana donde puede ayudarte y asesorarte legalmente. En el ámbito laboral, en el de la pareja o en cosas como una situación de desahucio o de herencias. En todas, un buen abogado puede ser un salvoconducto para sobrellevarlo con mucho más desahogo.

Tipos de abogados que te puedes encontrar

Cómo en cualquier profesión, los abogados, también tienen diversas especialidades que atienden a las diferentes circunstancias legales que se dan en la sociedad. Las ramas pueden ser realmente extensas: mercantil, laboral, familiar, comunidad, penal, social y un largo etc.

Quizás en alguna ocasión te hayas preguntado para qué sirve un abogado matrimonialista pues bien, a continuación se desgrana una serie de tipos, los más recurrentes y cómo te pueden ayudar en tu día a día. 

  • Abogado de familia o matrimonialista: Es el abogado que se utiliza para solventar de forma legal, las diferencias que se producen en el seno de una unidad familiar o de un matrimonio. Es el abogado que lleva un proceso de divorcio o el que en una separación te puede asesorar sobre el régimen de visitas o la división de la patria potestad.
  • Abogado laboral: En el ámbito laboral, los despidos o situaciones con la empresa, ya sea el empresario o el trabajador se suceden con mucha frecuencia. Cambios sustanciales de las condiciones laborales, despidos improcedentes o disputas por el impago de nóminas suelen ser las que este tipo de abogado lleva a cabo.
  • Abogado penal: Es probablemente, una de las partes más duras del oficio. Suelen ser abogados que llevan todas las acusaciones de delito, ya sean menores como una pelea de barrio hasta homicidios o magnicidios. En todos los casos, el presunto delincuente necesita una defensa y ésta viene dada por los abogados penalistas. 
  • Abogado social: Un abogado de lo social, es áquel que se encarga de litigar sobre temas relacionados con las situaciones sociales como huelgas, cuanto tarda un desahucio express o impagos de alquiler o hipotecas, así como algunos otros problemas civiles.
  • Abogado mercantil: Es un tipo de abogado muy especializado en litigios de tipo comercial, es un abogado propio del ámbito de las empresas, ya que está involucrado con todo el conocimiento referente a leyes administrativas que afectan a las corporaciones, los deberes tributarios y otras normas relacionadas con el ámbito de los mercados.

Más ideas sobre la utilidad de un abogado

Siempre que tengas que enfrentarte a un juicio, vas a necesitar de éste profesional. Incluso cuando no estés involucrado directamente. Además de ser útil, como ya hemos ido viendo en el desarrollo de todo el artículo, en multitud de situaciones desde algunas muy sencillas y comunes hasta las más complejas y difíciles que comportan más preparación y riesgos.

Posts relacionados