Una de las zonas más interesantes que se pueden visitar en la zona norte de España es La Rioja. Esta comunidad es famosa por sus vinos, que la han hecho uno de los centros de producción de vino de todo el mundo. Hasta sus tierras llegan centenares de turistas cada año para poder disfrutar no solo de sus vinos, sinó también de todo lo relacionado con su paisaje y el poder estar en contacto con la naturaleza. Para muchas personas la experiencia de beber vino se queda corta, así que aprovechan las opciones que comporta La Rioja a nivel turístico para poder ampliar la experiencia, con elementos como poder caminar entre los viñedos o poder descubrir la elaboración de los vinos de forma más concreta.

Por tanto, el enoturismo por La Rioja va más allá del simple disfrute de los vinos, que no es poco, y toda la región ofrece diversión y opciones turísticas diferentes. Empezando por su patrimonio arquitectónico, además de la visita obligada a la ciudad de Logroño, su capital, una ciudad mediana con mucha vida que de buen seguro te va a sorprender por la pasión con la que sus ciudadanos reciben a los visitantes y el buen ambiente que se respiran en sus restaurantes y bares.

Debes pensar que a parte de los vinos, también se trata de una región con amplia oferta en el aspecto gastronómico, y que por tanto, puede ser una buena opción para combinar dos pasiones tan cercanas como lo son la gastronomía y el enoturismo. Si buscamos un lugar donde se den de la mano estas dos opciones, La Rioja es sin duda la opción que más se acerca a ello, y en la que podremos disfrutar de una forma más clara y fácil de todo aquello que siempre habíamos querido probar y disfrutar.

loading...