La emblemática Brandenburger Tor, es la única puerta de la ciudad de Berlín que se conserva actualmente; marca los limites oeste de Unter den Linden. En un tiempo marco la frontera entre el Berlín Este y Oeste, hoy es uno de los símbolos berlineses que recuerdan la unificación de las dos Alemanias. Su construcción esta coronada por una Cuadriga, un carro de dos ruedas tirado por cuatro impresionantes caballos y conducida por la alada Diosa de la Victoria. En el ala norte encontraremos la Raum der Stille (Sala del Silencio), donde podremos sentarnos y descansar.

La puerta de Brandenburgo se abre a la Pariser Platz, la cual era denominada la sala de las reuniones del Emperador, rodeada de edificios los cuales una vez reconstruidos han pasado a ejercer como sedes, ejemplo la Academia de Artes y los que, una vez recuperada la capitalidad de Berlín, vuelven a albergar la gran mayoría de embajadas extranjeras. También encontraremos el Hotel Adlon, uno de los hoteles clásicos del turismo de lujo de la ciudad, construido en 1907, por sus habitaciones han pasado grandes personajes del mundo del espectáculo y las finanzas, como Charlie Chaplin, Greta Galbo o Thomas Mann, entre otros clientes.

Al sur de la puerta de Brandenburgo, ubicado en la parte este de Ebertstrasse, se ubica el monumento dedicado a los judíos asesinados en Europa, conocido mayoritariamente como Memorial del Holocausto. El proyecto fue diseñado por el arquitecto neoyorquino Peter Eisenman, consiste en 2700 pilares de cemento colocados de tal manera la cual sigue un patrón de rejilla en un terreno inclinado. Un centro de información situado en el subterráneo, se encargara de personalizar la experiencia abstracta del Memorial. El recinto también alberga unas interesantes exposiciones las cuales nos recrearan la vida de algunas de las víctimas; además nos informaran de detalles de los orígenes y vínculos estableciendo unos puentes virtuales con otros monumentos conmemorativos de Berlín.

 

loading...