El suroeste de Berlín es la zona de la ciudad más verde. Casi la mitad de su extensión está cubierta de  bosques, ríos y lagos. Los barrios, la mayoría residenciales, de Dahlem o Wannsee, están construidos en gran medida de torres y adosados, los cuales les dan en una gran medida, una especie de ciudad dentro de la ciudad. Dahlem, en particular tiene mucho que ofrecer a los visitantes; además de la universidad Freie y un impresionante, el más grande de la ciudad, Jardín Botánico, además de varios museos de primer orden.

El Museo de Etnología tiene una de las mayores colecciones de objetos y piezas de arte preindustrial de fuera de Europa que existe en el mundo. Resultaría completamente imposible describir con detalle la extraordinaria riqueza histórica que alberga este museo. Las civilizaciones africanas y precolombinas están representadas de forma especial, entre las piezas más destacables del arte precolombino se cuentan esculturas de piedra de Guatemala y figuras y armas pertenecientes a la cultura Inca. Joyas y Yelmos de oro son impresionantes ejemplos de estas civilizaciones.

La gran mayoría de visitantes suelen darse el profundo placer de visitar la sección perteneciente a los Mares del Sur, la cual expone objetos de Nueva Guinea, Tonga o Melanesia. Lo más destacado de esta sección, es la sala de las embarcaciones donde es posible admirar y disfrutar de las impresionantes canoas con balancines, la joya de la exposición es una enorme canoa de doble casco perteneciente, o que perteneció, a los nativos de la isla de Tonga.

Dentro de la misma entrada podemos acceder al Museum  für Indische Kunst, el cual fue reabierto en el 2000, y que expone bellas artes y artes aplicadas de la India, del suroeste asiático y de Asia Central. Destacan la colección de finas piedras de terracota, esculturas de piedra o pinturas murales traídas o encontradas en los templos budistas afincados en la Ruta de la Seda.

loading...