La antigua Europa tiene lugares fantásticos y maravillosos para visitar. Dejando de lado las principales ciudades europeas también hay otras que valen la pena y que están abiertas al turismo, son relativamente asequibles económicamente y además son seguras. De hecho, la mayoría pertenecen a la Unión Europeo y podrás utilizar euros. Por lo que vas a poder tener una gran experiencia en ellas.

Sin más, vamos a ver esa lista de estas ciudades maravillosas para visitas en Europa que te van a enamorar:

1. Ljubljana, Eslovenia

Ljubljana

La capital de Eslovenia es una ciudad encantadora, pequeña, bien organizada, limpia y con el encanto de las ciudades medievales antiguas pero con ese toque contemporáneo que tienen las ciudades europeas. El castillo en lo alto de la colina será lo más destacado, pero también la Biblioteca Nacional o su universidad. La zona centro está limitada solo para peatones, y el conjunto histórico vale la pena de ver, eso y su color verde te encantarán.

2. Dubrovnik, Croacia

dubrovnik1

Una de las ciudades más de moda en Europa es Dubrovnik, la perla del Adriático es sin duda uno de los grandes descubrimientos. pacificada la zona, Croacia es un país de la Unión Europea, dónde se puede viajar con total seguridad, y disfrutar de sus playas semi vírgenes y también de toda la costa Dálmata, con sus castillos y ciudades medievales al abrigo del azul mar Adriático.

3. Bratislava, Eslovaquia

1331824390_Bratislava01

La capital de Eslovaquia es una antigua ciudad medieval que conserva el encanto de aquella época con la combinación de la modernidad, con sus puentes y su río, podrás disfrutar de una comida o una cena romántica en la zona antigua, disfrutando de una cálida noche, así como también el té y el café. Uno de sus principales atracciones es el mercado del centro.

4. Varsovia, Polonia

226896c3_large

Aunque fue destruida en la Segunda Guerra mundial, la capital de Polonia fue reconstruida con muy buen gusto, aunque las zonas de alrededor tienen un aspecto más bien soviético, lo cierto es que su centro es muy atractivo, y es también una de las ciudades más potentes a nivel cultural de toda su zona, los museos así como sus bares y restaurantes podrán hacer maravillas.

5. Cracovia, Polonia

Cracovia-plaza

Sin salir de Polonia, podrás visitar la antigua capital: Cracovia. Esta ciudad está dentro de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, simplemente es una ciudad espectacular, su Castillo Real así como su catedral hacen de Cracovia una de las ciudades más bellas de Europa del este.

6. Riga, Letonia

Riga-ciudad

La capital de Letonia es una de las ciudades más dinámicas de la zona báltica. De las nuevas repúblicas bálticas se conserva la actividad de los lejanos tiempos de la liga Hanseática, cuando el comercio reinaba en estas ciudades medievales, que han conservado en sus edificios ese antiguo color y plenitud.

7. Tallin, Estonia

tallin

No podrás dejar la zona de los países bálticos sin antes visitar Tallin, una de aquellas pequeñas ciudades que llaman mucho más atención de lo que podrás llegar a pensar, sin ir más lejos, la Iglesia Oleviste es una muestra perfecta de la arquitectura medieval de la zona, así como también sus torres y toda su zona centro, te llamará mucho la atención.

8. Vilnius, Lituania

vilnius-city-hotel-main1

Las tres capitales bálticas son preciosas, Vilnius no es una excepción, sus calles del casco antiguo te van a trasladar a otra época, y más por estar en perfectas condiciones, el estilo gótico está inundando esta antigua ciudad, con historias legendarias de su pasado medieval, así como una de los países verdes más interesantes de toda la región.

9. Praga, República Checa

La nueva Venecia del centro de Europa, miles de enamorados se dirigen a sus calles de piedra y sus puentes eternos para declararse el amor eterno. Una noche en Praga es una experiencia genial, recomendable. Además, también vas a poder disfrutar de su castillo así como la zona centro de la ciudad, que es una maravilla.

10. Budapest, Hungría

budapest2

La ciudad fue dominada por los otomanos, y han dejado su huella en la ciudad. Aunque es cierto que los alrededores despiertan un cierto aroma a arquitectura soviética, el centro es precioso, destacan el Palacio Real así como también la gran sinagoga y el Memento Park, ideal para pasear. Otro edificio que vas a tener que ver es el edificio del Parlamento, una verdadera joya.

loading...